Un Tesoro Natural Arroyo Frió de Jamao al Norte


Lic. Elis Patricia Peralta, Editora Turística

Este novedoso lugar turístico se ha dado a conocer a partir de la creación del Consejo de Desarrollo Ecoturístico de Jamao al Norte, cuyo objetivo es promover el ecoturismo en esta zona. Si usted es de las personas que ha recorrido el país haciendo turismo interno y piensa que ya lo ha visto todo, quizás le falte por descubrir el balneario Arroyo Frío. Se trata de un cañón que tiene unas 18 cascadas y más de 60 charcos, idóneos para realizar ecoturismo, y que se encuentra específicamente en Jamao al Norte, de la provincia Espaillat.

Los visitantes pueden disfrutar de este paradisíaco lugar durante un recorrido de dos kilómetros y medio, en un promedio de 6 horas dentro del cañón. Es una zona rocosa y húmeda, con lugares donde desde que se salta al agua desde gigantescas cascadas, ya no hay vuelta atrás, es decir, que necesitas continuar hasta salir a otra comunidad. “Es un atractivo muy bonito. Difícilmente usted va a encontrar otro lugar que pueda superar a Arroyo Frío”, aseguró Jairo Morillo Arvelo, coordinador deja Mao Ecotours, una microempresa comunitaria que encabeza los servicios turísticos del municipio.

Morillo Arvelo resaltó que los atractivos principales de Arroyo Frío están en su zona de desembocadura, entre las comunidades Arroyo del Gato y Las Espinas. Aunque el acceso es por una finca de propiedad privada, explicó que no hay restricciones porque el propietario otorga toda la libertad a los visitantes para que puedan llegar y recorrer la zona.

Cuando se trata de hacer operación turística, SDQ TOURS  lleva a los visitantes bajo la sugerencia de que deben hacer la ruta con guías de la comunidad porque ellos conocen toda el área. Estos profesionales están ubicados en las diferentes comunidades que dan acceso a Arroyo Frío. “Todos están organizados alrededor de Jamao Ecotours, entidad que los distribuye en las diferentes excursiones que llegan”, dijo Arvelo.

Para realizar este recorrido, además de los salvavidas y cascos, es obligatorio usar calzado de goma, tenis o bota. Antes de iniciar la aventura, los guías instruyen a los visitantes y les dicen las reglas del lugar, como son usar siempre los equipos de seguridad, también cuáles son los lugares que es obligatorio saltar, no importa que no sepan nadar porque los chalecos los mantienen siempre a flote y los guías están entrenados para asistirlos. Sin embargo, hay algunos lugares donde el visitante puede decidir si salta o se va por otros espacios.

El grupo debe permanecer siempre unido porque el recorrido tiene que concluir en el tiempo preestablecido. No se puede esperar la noche dentro del cañón, ya que luego se hace incómodo salir. Excursiones todos los días, pero el público, generalmente, prefiere visitar el lugar los fines de semana. Arroyo Frío recibe al menos 85 personas semanalmente, en su mayoría dominicanos.

Ejecutivos de Jamao Ecotour informaron que en coordinación con el Banco Interamericano de Desarrollo –BDI- buscan la protección de los atractivos naturales del municipio Jamao, por lo que recientemente le entregaron un proyecto al presidente Danilo Medina que contiene el levantamiento de la zona.

“Tenemos otros atractivos como Cola de Pato, El hongo Mágico, y dos rutas en kayak a través del río Jamao y el río Yásica, que son rutas muy interesantes; navegamos 10 kilómetros río abajo en kayak, en un recorrido de unas dos horas y media”, sostuvieron. Agregaron, además, que cuentan con seis rutas, que incluyen tres extremas, como son Arroyo Frío, Cola de Pato y el Hongo Mágico. Además de la ruta del kayak, cuenta con dos senderos Las Caobas y el Marinero Tinajones.

 

Previous El valor del turismo Dominicano
Next Sánchez Cerén pide que EE.UU. prolongue la protección temporal de miles de salvadoreños