Nicaragua: Nueva ley antiterrorista podría usarse para criminalizar protestas


La Oficina de Derechos Humanos alerto de que el artículo 394 de la “Ley contra el lavado de activos, financiamiento al terrorismo y la proliferación de armas de destrucción masiva” aprobada el lunes por el congreso, tiene un texto muy “vago” que podría incluir bajo la definición de terrorista a personas que solamente están ejerciendo su derecho a manifestarse.

Además, la legislación fue aprobada por un Congreso “casi totalmente controlado por el Gobierno, recalcó Rupert Colville, portavoz de la Oficina, este martes ante periodistas en la sede de la ONU en Ginebra.

 “Tenemos una preocupación particular por el artículo 394, que define como terrorista a alguien que cause la muerte o lesiones a personas que no participen en un conflicto armado, destruya bienes públicos con la intención de intimidar a la población y altere el orden constitucional. El texto es muy vago y permite una amplia interpretación que podría provocar que se incluyera (en la definición de terrorista) a personas que simplemente están ejerciendo su derecho a la protesta”, dijo.

La ley sanciona con penas de hasta 15 a 20 años de prisión a quienes cometan actos “terroristas”, así como a quien “recolecte, capte, canalice, deposite o traslade activos (…) con la intención de que se utilicen para cometer terrorismo” y otros delitos.

La iniciativa se aprobó en medio de una grave crisis política que este miércoles cumplirá tres meses y que ha dejado aproximadamente 280 personas muertas y 1830 heridas, con una violencia que ha “sido fundamentalmente perpetrada por el Estado y por elementos armados progubernamentales” según la Oficina del Alto Comisionado.

La Oficina además señaló que la policía, elementos armados y otros grupos violentos han llevado a cabo denominadas “operaciones de limpieza” en diferentes partes del país, quitando por la fuerza las barricadas erigidas por los manifestantes y las comunidades locales.

Al menos 12 personas perdieron la vida durante el fin de semana, incluidas dos cuando se efectuaron disparos en la Iglesia Divina Misericordia en Managua, donde manifestantes estudiantiles buscaron refugio después de que las instalaciones de la universidad que habían estado ocupando fueron atacadas”, expresó Rupert Collville.

Previous La advertencia que Trump le hizo a Putin en Helsinki
Next Perú: Intoxicación por alimentos dañados más 600 niños son afectados