Poner fin a la pobreza es una cuestión de justicia para todos


En el día de ayer que se denomina como Día Internacional para la Erradicación de la pobreza, António Guterres indicó que las privaciones que sufren diariamente esas personas son un recordatorio de que el combate de ese flagelo debe ir de la mano con la igualdad de derechos para todos.

Reiteró que erradicar la pobreza en todas sus formas y dimensiones, el primero de los objetivos de Desarrollo Sostenible, es uno de los mayores retos y prioridades de la ONU.

“Al celebrar este año el 70 aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, recordemos que acabar con la pobreza no es una cuestión de caridad sino de justicia”, enfatizó Guterres.

Según datos de las Naciones Unidas, 700 millones de personas viven por debajo de la línea de pobreza, es decir con menos de 1,90 dólares al día, pero la pobreza multidimensional –que abarca la falta de acceso a los servicios más básicos para tener una vida digna–, afecta a más de 1300 millones, la mitad de ellos menores de 18 años.

El titular de la ONU indicó que, si bien se ha avanzado en la lucha contra esa lacra, existen grandes obstáculos que no sólo dificultan seguir ganando terreno, sino que pueden causar retrocesos. Los conflictos armados, la discriminación y las crecientes desigualdades fueron algunas de las trabas citadas por Guterres.

Otra variable que empuja de golpe a miles de personas a situaciones de pobreza extrema año tras año son los desastres naturales, por lo que el Secretario General llamó a una acción urgente para mitigar el cambio climático y así reducir los siniestros provocados por ese fenómeno.

Tras subrayar que la pobreza afecta desproporcionadamente a las mujeres, Guterres aseguró que ese lastre no es inevitable y pidió cambiar las estructuras de poder que condenan a los más pobres a una vida indigna e impiden su inclusión en el desarrollo.

“Hoy debemos elegir la construcción de una globalización justa que produzca oportunidades para todos y que garantice que el desarrollo tecnológico impulsará los esfuerzos por erradicar la pobreza”, recalcó.

Desde hace 25 años, la ONU celebra el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza con el propósito de concienciar a la población en general y reforzar la lucha contra ese flagelo.

Por su parte, la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos mencionó el derecho de las personas a las oportunidades básicas y a “lo que algunos llaman los mínimos civilizatorios en términos de alimentación, educación, salud, vivienda”, además de las garantías de participación, libertad de expresión, de asociación y de movimiento. “Es un derecho bien complejo y bien importante”, dijo en una entrevista con Noticias ONU.

Michelle Bachelet consideró que la pobreza no es solo la falta de recursos económicos sino la falta de lazos, redes e información sobre los derechos a los que se puede acceder en los sistemas públicos de los países.

“Pobreza es mucho más que no tener qué comer. Es la falta de recursos globales”, acotó.

Agregó que su Oficina, en conjunto con otras agencias, analiza cómo apoyar la Agenda 2030 en los países que carecen de políticas específicas para impulsar el desarrollo sostenible, porque “los países no siempre tienen políticas dedicadas a identificar cuáles son los grupos de su país que a menos que tengan políticas específicas, no se va a lograr cumplir la Agenda 2030”.

Previous “Las guerras económicas pueden matar a personas igual que las convencionales”
Next Vivir en el extremo sur del continente americano una experiencia inolvidable