Paciencia agotada: Guatemala expulsará a la misión anticorrupción de la ONU


Se le acabó la paciencia al Presidente de Guatemala Jimmy Morales acorralado por las investigaciones de corrupción que le afectan a él y a su familia efectuadas por laComisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG) -órgano de la ONU que investiga la corrupción en el gobierno del país- al que ha dado un plazo de 24 horas para salir del país. Así se lo ha transmitido la Ministra de Relaciones Exteriores, Sandra Jovel, al propio secretario general de la ONU, Antònio Guterres, a quien ha acusado de “sacrificar” la CICIG para mantener a una persona. Se refirió así al comisionado de origen colombiano, Iván Velázquez, que se ha convertido en el azote de la corrupción y cuyas investigaciones en conjunto con la Fiscalía llevaron a la cárcel en septiembre de 2015 al expresidente Otto Pérez Molina, quien continúa entre rejas, acusado de varios delitos. Precisamente, en agosto de 2017, Morales declaró ‘non grato’ a Iván Velázquez, y ordenó su expulsión del país, si bien la Corte de Constitucionalidad se lo impidió tras emitir un fallo en el que suspendió de forma “definitiva” su decisión de expulsar al comisionado de la CICIG.

Por ello, el mandatario de Guatemala ha dado un paso más allá y a través de su ministra ha entregado una carta a Guterres en la que rompe unilateralmente el acuerdo de creación de este organismo internacional, que empezó a operar en Guatemala en 2007. Los argumentos que ha esgrimido para tomar esta decisión son que la CICIG “pone en riesgo el orden y la seguridad nacional, así como el orden público, la gobernabilidad y la soberanía del Estado”. Asimismo, Morales ha añadido que la CICIG “ha transgredido su mandato en repetidas ocasiones y lo ha hecho durante la administración de sus tres comisionados”, incluido el español Carlos Castresana, dado que, según ha denunciado, este organismo ha aplicado una “justicia parcial y selectiva violando las leyes de Guatemala y los derechos humanos de guatemaltecos y extranjeros”.

Todas estas “preocupaciones” se las trasladó en agosto de 2017 al secretario general de la ONU, al que ha acusado de permanecer “indiferente y en silencio” durante estos 16 meses e incluso participando con la CICIG “en la violación de los Derechos Humanos”.

Por su parte, Guterres ha respondido en un comunicado que “rechaza enérgicamente” el contenido de la citada carta y ha señalado que la ONU “ha estado intercambiando de manera constructiva con el Gobierno de Guatemala, a varios niveles, durante los últimos 16 meses, conforme al Artículo 12 del Acuerdo de creación de la CICIG”. Asimismo, ha anunciado que el mandato de la Comisión finalizará el 3 de septiembre de 2019“, por lo que espera que hasta esa fecha, el Gobierno de Guatemala “cumpla integralmente con sus obligaciones legales en virtud del Acuerdo”. En este sentido, el secretario general de la ONU espera que el Ejecutivo de Jimmy Morales “respete sus compromisos internacionales para garantizar la protección del personal, tanto internacional como nacional de la CICIG”, al tiempo que ha reiterado la “importante contribución” de este organismo “a la lucha contra la impunidad en Guatemala”.

Previous Mas de 500 personas desaparecen en el rió de Janeiro por cada mes
Next El Rally Dakar 2019 tiene Tres escenarios peruanos imperdibles