Muere el cardenal Edward Eagan, arzobispo de NY


NUEVA YORK.- El cardenal Edward Eagan, arzobispo de Nueva York entre el 2000 y 2009, cuando se acogió al retiro, falleció hoy a la edad de 83 años en esta ciudad.

El arzobispado de Nueva York dio a conocer que Eagan, que acogió en la catedral San Patricio la carrera de la antorcha Guadalupana organizada por Tepeyac desde México, falleció a las 2:20 pm.

Igualmente informó que aún no están listos los arreglos para el funeral del arzobispo, natural de Illinois, que fue ordenado sacerdote el 15 de diciembre de 1957 en Chicago, obispo en 1985 y cardenal en 2001.

Bajo su liderazgo en Nueva York, Eagan, defensor de los inmigrantes, aumentó el número de feligreses de la Arquidiócesis en 204 mil, el registro de estudiantes en sus escuelas aumentó en 15,400 niños y su periódico se convirtió en el mayor de la nación.

Bajo su administración abrió sus puertas un nuevo seminario, estableció la Residencia Cardenal John O’Connor para sacerdotes retirados de la Arquidiócesis e inauguró el “canal católico” en la emisora de radio por satélite Sirus/XM, con programación 24 horas los siete días de la semana.

En 2008 recibió la visita del entonces papa Benedicto XVI con motivo de los 200 años de la Arquidiócesis.

El 12 de diciembre de 2002 Eagan presidió la misa de la primera carrera guadalupana procedente desde México, lo que hizo en otras ocasiones aprovechando la ocasión para abogar por los indocumentados.

La organización Tepeyac, que brinda servicios a la comunidad mexicana en Nueva York, organizaba la carrera de la antorcha guadalupana localmente pero tras el apoyo de Eagan se ha continuado haciendo el viaje desde México y tras recorrer varios estados de ese país y EEUU culmina el evento en la iglesia de San Patricio.

El cardenal Timothy Dolan, que le sustituyó en el cargo, informó que Eagan “tuvo una muerte tranquila” luego de haber recibido en su casa la extremaunción de manos de su leal secretario, el padre Douglas Crawford.

Eagan sufrió un paro cardíaco y fue llevado al centro médico Langone, de la Universidad de Nueva York, donde se certificó su fallecimiento.

“Estoy muy triste de informar la muerte de nuestro querido cardenal”, indicó Dolan encomunicado de prensa y extendió sus condolencias a la familia del cardenal así como a “su familia espiritual” en la Arquidiócesis de Nueva York.

La presidenta del Concejo de la ciudad, Melissa Mark Viverito lamentó la muerte de Egan y recordó su defensa de la reforma migratoria.

Igualmente destacó su continuo llamado “por políticas migratorias justas y humanas”.

“Fue también clave en reconfortar a la ciudad tras los atentados terroristas del 11-s de 2001″, indicó además la presidenta del Concejo.

Previous Rechazan incorporación de mil nuevos agentes a la Policía
Next Podría peste bubónica amenazar Nueva York

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *