Fortunas opacas se ocultan tras vidrios NY


NUEVA YORK.- En pleno invierno, frente a la puerta del lujoso Time WarnerCenter, dos hombres alzan una enorme pancarta.

La protesta de Berti Mújica, nacido en República Dominicana, y Tony González, boricua del Spanish Harlem, del sindicato de carpinteros de Nueva York, es contra Steve Ross, el multimillonario que desarrolló el Time Warner Center.

Ross es también dueño de Related Developers, que mantiene lazos con la Roy Anderson Corp, constructora a la que el sindicato acusa de «pagar salarios por debajo del estándar» y primar la «contratación de trabajadores no cualificados, poniendo en peligro la seguridad de nuestra comunidad».

El panfleto que González reparte a los viandantes asegura que «Related Developers mantiene un trato sucio con Roy Anderson Corp», y que ambos están «levantando dos edificios de lujo en la calle 92 (…) financiados por millones de dólares del contribuyente a través de la NYS Housing Finance Agency».

El dinero opaco fluye en Manhattan a través de la venta de apartamentos de lujo

«Tienes que cogerlo suave, porque esta gente es muy rica y tiene el poder», dice González.

Las denuncias del sindicato se suman a las del reportaje publicado el pasado enero por el The New York Times. Tras más de un año de investigación, el rotativo concluía que desde 2004 un 38% de los apartamentos de lujo vendidos en Manhattan fueron adquiridos mediante sociedades pantalla; hasta un 54% desde 2014.

El Time Warner Center sería uno de los principales complejos cuyas viviendas son objeto de deseo de los entramados societarios.

Pero la investigación ha apuntado a otros enclaves faraónicos, como la torre Bloomberg, El Plaza, el ONE57, el Trump International y 15 Central Park West.

El reportaje del Times informaba, después de un año de investigación en varias capitales del mundo, que uno de los propietarios de un apartamento en el Time Warner Center es el exgobernador de Oaxaca. La lujosa vivienda aparece registrada a nombre de un tío materno. Lo llama modus operandi.

En las torres del Time Warner Center, al menos 122 de los 192 propietarios de apartamentos esconden su identidad tras sociedades pantalla. Entre quienes habrían adquirido residencias allí figuran Ani Argawal, magnate indio cuya compañía minera ha sido acusada de provocar daños medioambientales en la India y Zambia, y Wang Wenliang, constructor chino denunciado en Nueva Jersey por explotar a sus trabajadores.

«Es mentira que en Nueva York se viva bien. Hay muchísimo abuso», comenta Mújica, quien a continuación habla de la sanidad privada, los seguros médicos y los problemas a los que se enfrentan los inmigrantes y la clase trabajadora, mientras su compañero asiente frente al complejo que alberga decenas de apartamentos a precios prohibitivos y restaurantes como el legendario Masa, donde una cena no baja de los 600-700 dólares por comensal.

A Steven Ross, objeto de las iras sindicales, contribuyente en las pasadas elecciones a la presidencia del candidato republicano Mitt Ronney, se le atribuye un patrimonio de más de casi 5.000 millones de dólares.

Aparte de impulsar la construcción del faraónico Time Warner Center, Ross es dueñodel equipo de fútbol americano Miami Dolphins y ha donado cientos de millones de dólares a distintas universidades del país.

En la actualidad, Ross financia la construcción del Hudson Yards Redevelopment Project, un gigantesco proyecto en la margen derecha de Manhattan que albergará más de dieciséis rascacielos y con un presupuesto estimado de unos 20.000 millones de dólares.

Las huellas del escándalo de las sociedades opacas pueden rastrearse a miles de kilómetros. El rotativo neoyorquino descubrió que al menos 72 de los condominios del lujoso complejo están vinculados no solo a estadounidenses, sino a extranjeros procedentes de México, Malasia, Rusia e India, entre otros, quienes los compraron de manera secreta utilizando sociedades pantalla.

El reportaje “Towers of secrecy”, sobre el boom inmobiliario de apartamentos de lujo comprados por multimillonarios que utilizaron unas 200 empresas fantasmas, revela los nombres reales de los propietarios de condominios en el Time Warner Center,frente a Central Park. Entre ellos hay un mexicano.

Previous Empresarios se reúnen con el cónsul Selman
Next Pronostican calor e inundaciones para NY

No Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *