Lic. Elis Patricia Peralta, Editora Turística

La Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzó nuevas directivas para hacer frente a la obesidad infantil que afecta a millones de niños en todo el mundo.

Las pautas recién publicadas, que servirán a los trabajadores de salud para identificar y ayudar a los niños con este problema, incluyen medidas de peso y estatura, una evaluación de los hábitos alimenticios y consejos para los padres.

Con alrededor de 42 millones de menores de 5 años con obesidad o sobrepeso a nivel mundial, la OMS ha calificado la situación como una epidemia global que afecta tanto a los países ricos como a los menos desarrollados.

La Organización advirtió que, si no se toman acciones, los niños enfrentan un mayor riesgo de sufrir de una serie de enfermedades potencialmente peligrosas, tales como padecimientos cardiovasculares, diabetes y hasta muerte prematura, así como pueden enfrentar consecuencias psicológicas.

La OMS recomienda a las instituciones sanitarias evaluar a todos los menores de 5 años y determinar su peso por talla y estado nutricional según las normas de crecimiento infantil de la agencia.

También insiste en proporcionar consejería a los padres y cuidadores sobre nutrición y actividad física, incluyendo la promoción y apoyo para la lactancia materna.

Las nuevas directrices de la OMS están dirigidas al alcance de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y hacen parte del Plan de aplicación integral sobre la nutrición materna, infantil y del niño pequeño.