Kim y Tromp llegan a Singapur para la cumbre


Lic. Elis Peralta,

Singapur. – El presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, llegaron ayer a Singapur con grandes esperanzas para su cumbre de este martes, la primera de la historia entre los dirigentes de los dos países.

Kim fue el primero en aterrizar en la ciudad-estado asiática después de tener en vilo durante horas a los medios de comunicación, que trataban de averiguar en cuál de los tres aviones que despegaron desde Pyongyang viajaba el líder del hermético país.

“El mundo entero está pendiente de esta cumbre histórica”, dijo el líder norcoreano poco después de su llegada, al comienzo de una reunión con el primer ministro singapurense, Lee Hsien Loong.

El presidente Donald Trump fue más escueto cuando llegó a Singapur a última hora de la tarde después de un largo viaje desde Canadá, y se limitó a asegurar que se sentía “muy bien” respecto a la cumbre del día 12, antes de desplazarse a su hotel.

 

Trump aseguró este jueves que, si todo va bien en Singapur, está dispuesto a invitar a Kim a Estados Unidos, y hay rumores de que desea convidarle este otoño a su club privado en Mar-a-Lago (Florida).

Las autoridades singapureses han reforzado la seguridad en torno al hotel de Trump, el Shangri-La, con barreras de cemento y fuertes controles policiales.

En el hotel donde se rumorea que planea quedarse Kim, el Saint Regis, se han instalado cámaras de detectores de metales, y entre los encargados de la seguridad hay soldados nepalíes conocidos como “gurkhas” y personal especializado en detección de bombas, según el diario local The Straits Times.

El líder norcoreano, Kim Jong-un, dijo ayer que el mundo entero está “pendiente” de su cumbre de mañana con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que será el primer encuentro de la historia entre los líderes de ambos países.

“El mundo entero está pendiente de esta cumbre histórica entre la República Democrática del Pueblo de Corea (nombre oficial de Corea del Norte) y los Estados Unidos de América”, dijo Kim al comienzo de su reunión con el primer ministro singapurense, Lee Hsien Loong. Kim dijo además que si la cumbre  es un éxito “el nombre de Singapur entrará en la historia”.

Kim viajó en un avión Boeing 747 de Air China, la aerolínea estatal china, que despegó en la madrugada de ayer desde Pekín y recogió al líder norcoreano en Pyongyang.

El líder supremo viajó acompañado de Kim Yong-chol, considerado la mano derecha del dictador y vicepresidente del Partido de los Trabajadores; el canciller norcoreano, Ri Yong-ho; Ri Su-Yong, responsable de Exteriores del Partido; y Kim Chang-son, el jefe de Gabinete.

La cumbre  se hará en el exclusivo hotel Capella de Singapur, será la primera reunión de la historia entre líderes de los dos países, tras casi 70 años de confrontación y 25 años de negociaciones fallidas y tensiones.

—Pagará Singapur
La factura de la histórica Cumbre  de mañana entre el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-un, ascenderá a unos 15 millones de dólares estadounidenses (12,7 millones de euros) que costeará Singapur.

 

 

 

Previous Juan Bosch nunca traicionó, dijo Maduro
Next Leonel se lanza en busca de candidatura