Mortal balacera en bodega dominicana matan a adolescente y hieren dos en Filadelfia


Por Polón Vásquez

Un adolescente fallecido y otros dos heridos de bala fue el saldo de una balacera registrada en el sector de Frankfort, al norte de Filadelfia,  anoche frente a una bodega de dominicanos.

 La víctima, Kaseem Rogers, de 19 años, así como otro adolescente de 18 y una mujer de 26 anoos resultaron heridos de bala en el tiroteo.

Se informó que los pistoleros abrieron fuego frente a las instalaciones de R-Mini Market ubicada en la cuadra 4600 de la calle Harrison, al norte de la ciudad.

Los oficiales atendieron la emergencia tras recibir una llamada de alerta sobre un tirador activo. A su llegada se toparon con tres personas heridas de bala, la víctima, Kaseem Rogers, de 19 años, así como otro adolescente de 18 y una mujer de 26.

El primero fue transportado por la Policía a Aria Torresdale Hospital donde poco tiempo después fue certificada su muerte, mientras que los otros lesionados, con un balazo en la espalda y el hombro derecho respectivamente, fueron llevados al Hospital de Temple University donde fueron ingresados en condición estable.

Las autoridades mantienen una investigación activa con relación a los pistoleros y hasta el momento no cuentan con sospechosos detenidos. Tampoco recobraron el arma utilizada en el hecho violento.

Los empleados de la bodega dijeron estar “vivos de milagro” luego de que al menos siete de los plomazos traspasaron las paredes del establecimiento al momento del tiroteo.

“Todo el mundo salió corriendo y otros se tiraron al piso”, dijo Vladimir Cruz, empleado del establecimiento comercial.

El relato enternecedor del trabajador, así como el de otros testigos mantiene a la comunidad aledaña en vilo tras lo sucedido.

“Estábamos aquí trabajando y estaban ellos allá afuera y salió un carro ahí, tiró tiros y todo el mundo salió corriendo echándose al piso”, declaro Cruz.

Sobre la víctima Cruz destacó que: “Él recién había pedido una orden, salió y estaba comiendo cuando le dispararon, recién había salido de comprar la comida”.

Otra de las empleadas, quien no quiso ser identificada en cámara, sostuvo que “Él era una persona tranquila, no era de problemas y tenía mucho por delante porque tenía 19 años, iba a empezar la universidad y lo estaban viendo para jugar fútbol”.

El martes familiares y amigos de la víctima colocaron pancartas, que leían “RIP Gizzy”, en la parte frontal del establecimiento. También había peluches y velas en honor al occiso.

La violencia armada en Filadelfia ha cobrado alrededor de 318 vidas en lo que va del año, de acuerdo a estadísticas registradas.

Previous Ydanis Rodríguez pide a la MTA que no aumente tarifas trenes y guaguas
Next Presentarán Poesía en Movimiento en el Comisionado Dominicano de Cultura